correr durante el embarazo

CORRER DURANTE EL EMBARAZO, ¿SÍ O NO?

No sé en qué momento del embarazo te encuentras ahora mismo: Quizá aún estás buscando a ese pequeño o quizá ya lo tienes creciendo en tu barriguita. De lo que sí estoy casi segura es de que necesitas saber al 100% si realmente correr durante el embarazo es recomendable.

Podría darte una respuesta corta de sí o no y una explicación a medias, pero en cada artículo de BHealthy siempre vamos un poco más allá; porque sabemos que esta etapa tan especial, está repleta de novedades e incertidumbres.

Así que hoy aclararemos todas tus dudas sobre si las embarazadas pueden correr y/o practicar footing, cuáles son los beneficios e inconvenientes de correr durante el embarazo, las precauciones que debes tomar si decides correr estando embarazada y otros detalles relacionados con el running y embarazo.

En sus posiciones, preparadas, listas, ¡YA!

¿PUEDO CORRER SI ESTOY EMBARAZADA?

Invertir tiempo en correr o practicar cualquier otro deporte a diario, ya sea por 10, 20 o 45 minutos, está visto y comprobado que es una de las mejores decisiones que podemos tomar con respecto a nuestro cuerpo y nuestra salud.

Si nos centramos en la carrera o running, esta es una actividad física que libera endorfinas (también conocidas como ‘las hormonas de la felicidad’) y aporta múltiples beneficios a nivel cardiovascular y metabólico, entre otros.

Pero claro, al mismo tiempo correr requiere de un gran esfuerzo físico, y si a eso le sumas que estás en estado, entonces es cuando comienzan las dudas de si correr durante el embarazo es bueno o si deberías hacer un stop y realizar otros ejercicios como caminar, natación o yoga para embarazadas.

yoga pilates embarazada
Además del running, hay otras opciones para mantenerse activa en el embarazo

Pues bien, nada en esta vida es blanco o negro, sí o no, puedo o no puedo. A veces hay un término medio, un gris y un depende. Y en este caso, también un tiempo.

Me explico: Correr estando embarazada será recomendable según tu situación y contexto, si hay dolores físicos, si te apetece, si es un embarazo de riesgo o si te encuentras en el primer, segundo o tercer trimestre de gestación.

Te lo voy a explicar todo con más detalle y claridad para que comprendas y decidas si correr durante el embarazo es bueno para ti o no.

Aunque primero una cosita más: Si antes de quedarte embarazada el running no era parte de tu vida, te recomiendo que te decantes por otro tipo de ejercicio que te permita empezar a moverte desde el disfrute. Hay muchas otras opciones para mantenerse activa durante el embarazo.

RUNNING Y EMBARAZO, ¿COMPATIBLES DESDE EL MINUTO 1?

Pueden ocurrir dos cosas:

En primer lugar, es posible que quieras correr durante el embarazo porque te han dicho que debes controlar el peso y que la mejor forma de hacerlo es realizar ejercicio aeróbico.

En segundo lugar, quizá ya antes de quedar en estado salieras a correr y fuera parte de tu rutina diaria y ahora tan solo desees seguir corriendo en el embarazo por placer y diversión.

Si eres del grupo uno, mi mayor consejo es que no te obsesiones: Escucha más a tu cuerpo y menos a tu cabeza; porque una cosa es “lo que deberías hacer” y otra muy distinta “lo que te apetece”.

running embarazada
Correr durante el embarazo no debe ser obligatorio: ¡Hazlo solo si te apetece y te sienta bien!

Además, ni muchísimo menos el ejercicio aeróbico de impacto es la única opción para mantener un buen peso durante el embarazo. De hecho, está comprobado que el ejercicio de fuerza adaptado para embarazadas es una herramienta esencial en ese control.

Pero si por el contrario perteneces al grupo dos, y te sientes con ganas y energía para seguir, ¡adelante!

En cualquier caso, sí que es importante que comprendas que el embarazo se compone de distintas etapas y que no en todas ellas nuestras ganas y necesidades se encuentran en el mismo camino.

CORRER EN EL PRIMER, SEGUNDO O TERCER TRIMESTRE DE EMBARAZO, ¿CUÁNDO ES MEJOR?

Ya sabes que soy partidaria del ‘depende’ y que muchas respuestas las encontrarás al escucharte a ti misma y a lo que te pide el cuerpo en cada momento.

Sin embargo, es cierto que, según la fase del embarazo en la que te encuentres, ya sea el primer, segundo o tercer trimestre, existen ciertos aspectos a tener en cuenta y que te ayudarán a decidir si seguir corriendo durante el embarazo y, de hacerlo, cuándo es mejor.

CORRER DURANTE EL EMBARAZO: PRIMER TRIMESTRE

En este momento te puedes encontrar en distintas situaciones:

Que venías entrenando a un buen ritmo de carrera, te apetecería seguir así, pero estás experimentando ciertos síntomas que no invitan a poder seguir como a ti te gustaría. En este caso es muy probable que sientas cierta frustración, porque tu cuerpo mismo te frena por la falta energía para correr durante el embarazo.

En este caso te animo a buscar alternativas de ejercicio como caminar, nadar, hacer trabajo de fuerza suave, sabiendo del cierto que la posibilidad de correr, tarde o temprano, (pasado el postparto), ¡volverá seguro!

Por otro lado, si venías entrenando y te encuentras con ganas y fuerzas para seguir, y la duda que te surge es si puede ser peligroso para tu embarazo, ¡ya te digo que ADELANTE! ¡Aprovecha, sigue y disfruta!

Se ha comprobado que el ejercicio y entre él el Running durante el embarazo, no es un problema para el desarrollo y el avance del embarazo. ¡De hecho, hay muchas atletas profesionales que han batido sus marcas personales estando embarazadas!

En este caso, tan solo deberás tener un “ojo” puesto en tu suelo pélvico. Como el Running genera cierto impacto en el suelo pélvico, puede generar debilidad. Pero si no tienes sintomatología de pérdidas de orina, por ejemplo, ¡quiere decir que todo va viento en popa!

CORRER EN EL EMBARAZO: SEGUNDO TRIMESTRE

Alrededor de la semana 14, cuando entras de lleno en el segundo trimestre de embarazo, los síntomas de los primeros meses, en la mayoría de las mujeres, van desapareciendo y la energía aumenta.

Esto puede darte un chute de energía y motivación para darle al Running. En este caso, no seré yo quien te diga que tienes que parar 😉

Ahora bien, quiero remarcar la importancia que tiene el suelo pélvico en esta etapa del embarazo; pues nuestro tejido conjuntivo, que forma parte de la musculatura pélvica en el 80% de su totalidad, será más laxo y el impacto al correr podría debilitarlo aún más.

Pero si te sientes capaz, con ánimos y realizas ejercicios para fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo, entonces puedes seguir con tu rutina de Running escuchando tu cuerpo y disfrutando del momento.

CORRER ESTANDO EMBARAZADA: TERCER TRIMESTRE

Ya en la semana 27 es muy habitual que empieces a sentirte un poco pesada. Alrededor de la semana 30 somos muchas que notamos un bajón de energía, que nos sorprende de golpe y nos invita a bajar el ritmo.

embarazada deporte
Llegado el tercer trimestre quizá debas bajar el ritmo de la carrera

Además, ahora el tejido conjuntivo del suelo pélvico, y los ligamentos de la cadera están muy tiernos y todo aquello que suponga un gran impacto nuestro cuerpo no lo va a recibir del todo bien.

Por tanto, lo recomendable es que optes por hacer caminatas adaptadas a tus sensaciones, en contacto con la naturaleza y disfrutando de este momento con tu bebé que te acompaña.

Ahora que ya sabes cuándo es mejor correr durante el embarazo teniendo en cuenta el estado en el que te encuentres, vamos a dar una pequeña pincelada a los pros y contras de correr estando embarazada.

BENEFICIOS E INCONVENIENTES DE CORRER DURANTE EL EMBARAZO

Anteriormente te he mencionado la importancia de mantenerse activa en el embarazo, ya sea con ejercicio aeróbico como con ejercicios de fuerza adaptados al embarazo.

Pero vamos a ir un pasito más allá y destacar algunos de los pros y contras de practicar running durante los meses de embarazo.

¿POR QUÉ ES BUENO CORRER ESTANDO EMBARAZADA?

En general, y siempre que no haya una afección de fondo, correr durante el embarazo es un beneficio para la salud por las siguientes razones:

  • Ayuda a controlar el peso durante el embarazo.
  • Disminuye el riesgo de diabetes gestacional por la reducción de los niveles de azúcar en sangre.
  • Mejora los dolores músculo esqueléticos, el estreñimiento y la hinchazón.
  • Potencia la circulación sanguínea y mejora la forma en la que respiramos.
  • Favorece la calidad de la higiene del sueño y, en consecuencia, los ánimos se ven recompensados.
  • Mejora el estado de ánimo y la autoestima.
correr embarazo
Correr durante el embarazo hará que tu ánimo se vea favorecido

¿PASA ALGO SI SALGO A CORRER DURANTE EL EMBARAZO?

¡Ay ese tono de preocupación! Si ya has leído el resto del artículo, habrás deducido por ti misma que, en principio y si físicamente estás bien, no hay problema alguno en correr durante el embarazo.

A pesar de ello, sí que existe un riesgo de correr estando embarazada: Nada más y nada menos que las caídas. Quizá estabas tan centrada en si a nivel interno ocurre algo por hacer running en el embarazo o no, que habías pasado por alto la posibilidad de caerte.

¿Entonces? Entonces no pasa nada, puedes continuar con la idea de correr durante el embarazo priorizando los lugares sin demasiados obstáculos como piedras y disfruta de la carrera.

Y hablando de recomendaciones, quiero pasar a darte otros consejos y precauciones a tener presentes a la hora de correr embarazada para una mayor seguridad y comodidad.

CORRER EMBARAZADA ES POSIBLE, PERO…

Juntas hemos llegado a la conclusión de que correr durante el embarazo es posible, y beneficioso tanto para nuestra salud como para la del bebé; sobre todo si se practica al aire libre y por la naturaleza.

Pero es importante que tomes en consideración los siguientes aspectos:

  • Escucha tu cuerpo en todo momento y corre con sensaciones de fatiga por debajo de un 8 sobre 10.
  • Mantente hidratada y evita las horas centrales más calurosas para salir a correr durante el embarazo.
  • Escoge caminos lisos para reducir el impacto en los ligamentos y músculos:
  • Utiliza ropa deportiva para embarazadas que sea cómoda, así como zapatillas de running adecuadas para correr durante el embarazo.

Finalmente, si decides correr estando embarazada y comienzas a notar molestias, sensación de ahogo o dolor: Baja intensidad, deja el running y busca maneras de activarte adaptadas a tu momento y que te hagan sentir bien

corriendo embarazada bosque
Utiliza ropa y calzado cómodo en tus rutinas de running durante el embarazo

SUELO PÉLVICO, RUNNING Y EMBARAZO, ¿QUÉ RELACIÓN HAY?

Por último, ya habrás notado que en este artículo sobre correr durante el embarazo he mencionado varias veces a nuestro querido suelo pélvico, del que ya te hablé con gran detalle aquí.

Mantener nuestros músculos pélvicos preparados para sostener el peso de la barriga y al bebé en el embarazo es fundamental. La musculatura pélvica hace un gran trabajo por nosotras y, en el camino, se puede ver muy comprometida y perder fuerza.

Con ello, es necesario que seas consciente de que, si tu suelo pélvico no está bien trabajado, los deportes de impacto como correr durante el embarazo pueden afectarlo.

No obstante, te dejo linkado este artículo sobre ejercicios Kegel para embarazadas que te ayudarán a fortalecer el suelo pélvico.

De la misma forma, si sufres diástasis abdominal, correr durante el embarazo no es recomendable; pues el impacto de las zancadas en el abdomen puede aumentar la apertura de la línea alba y esto no nos beneficia en nada. Puedes saber un poquito más sobre diástasis de recto abdominal (DRA) aquí.

Y ahora sí, teniendo en cuenta todos los beneficios e inconvenientes de correr durante el embarazo, así como las recomendaciones y precauciones que debes tomar si practicas running durante el embarazo, te animo a echar un ojo a los programas de entrenamiento para embarazadas de BHealthy.

Dispones de opción tanto online como presencial, sesiones especializadas y adaptadas a tu estado, ejercicios respetuosos con el suelo pélvico y la faja abdominal, de tonificación y de movilidad.

Además, tras la pantalla habrá una coach de BHealthy especializada en embarazo que resuelva todas tus dudas.

Es una gran alternativa para mantenerte activa en el embarazo desde casa y puedes combinarla fácilmente con tus sesiones de running durante el embarazo, ¿no crees?

¡Nos vemos por el blog y por nuestro Instagram! Un abrazo y… ¡BHealthy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *