Síntomas embarazo primer mes

SÍNTOMAS DEL EMBARAZO: ¿cuáles son y cómo combatirlos?

¿Estás embarazada? Los síntomas del embarazo en el primer mes (y más adelante) pueden ser muy diversos y molestos. Están asociados al aumento de las hormonas progesterona y gonadotropina coriónica, las dos hormonas más importantes que produce la placenta.

A continuación, te contamos todo lo que puedes llegar sentir en esta etapa, cuánto suelen durar estos síntomas y algunas recomendaciones para combatirlos, de la mano de nuestra especialista en ginecología y obstetricia, la Dra. Ariana Serrano Olmedo.

¡Vamos allá!

7 SÍNTOMAS EMBARAZO PRIMER MES (Y MÁS ALLÁ)

  • NÁUSEAS Y VÓMITOS. Puede que solo tengas náuseas o puede que estas vayan asociadas a vómitos, incluso severos. Suelen aparecer por la mañana, cuando tenemos una sensación de vacío en el estómago, ya que después de toda la noche en ayunas aumentan los ácidos en el estómago. Las ganas de devolver se asocian también al aumento de sensibilidad a ciertos olores, ya que cambia el sentido del gusto: quizás ya no soportas el olor a café, que antes te encantaba, por ejemplo. Tranquila: ¡es temporal! ¿Qué puede ayudarte? Come algo suave a primera hora y, después, cada 2 horas y siempre en poca cantidad. Elige alimentos que no sean muy grasos ni pesados. El cuerpo suele pedir hidratos de carbono tipo pan, galletas…intenta escoger las más saludables. Prueba también con tratamientos naturales, como el jengibre: te ayudará a reducir la inflamación gástrica y a reducir las náuseas.
Ejercicio para embarazadas. Clases presenciales en Sant Cugat del Vallès.
  • AUMENTO DEL TAMAÑO Y SENSIBILIDAD DE LOS PECHOS. Hay mujeres que durante el primer trimestre de embarazo tienen mucho dolor en los pechos, incluso con el mínimo roce, porque el aumento de su tamaño es bastante importante. Ten paciencia, estos síntomas mejoran pasadas las 12-13 semanas 😉.
  • CANSANCIO EXTREMO. La sensación de falta de energía y de tener mucho sueño es otro síntoma muy habitual en la primera fase del embarazo. Si estás sintiéndote así, no te exijas mantener el ritmo de vida que antes llevabas, escucha a tu cuerpo: te está pidiendo parar y descansar. Debes saber que, normalmente, a los 4 meses de embarazo, esta falta de energía suele desaparecer y ya podrás retomar rutinas (salir, viajar, practicar ejercicio con más intensidad…).
  • MÁS GANAS DE HACER PIPÍ. Seguramente nunca habías sentido tantas ganar de ir al baño, tan a menudo. 😉 ¡Es completamente normal! En el último trimestre vas a sentirlas por compresión de la vejiga, pero ahora, se deben a un cambio hormonal: aumenta la producción de pipí y puede que, aunque estés muy cansada, a media noche tengas que levantarte para ir al baño y te desveles, sin poder volver a conciliar el sueño. “¿Hasta cuándo estaré así?”, pensarás. Lamentablemente las ganas de orinar no mejoran durante el embarazo, tómatelo con calma: es un síntoma que tiene fácil solución 😊.
  • DOLOR DE REGLA. Entre las semanas 5 y 9 de embarazo, es frecuente sentir dolor de regla en los ovarios. Puede ser intenso y agobia bastante. ¡Puede que hasta te lleve a pensar que algo no va bien! Pero entra dentro de la normalidad. ¿Qué puede ayudarte? Túmbate, colócate en posición fetal, pide un masaje en la parte baja de la espalda y aplica calor local. Por suerte, ¡este dolor suele desaparecer pasada la semana 9!
  • SÍNTOMAS GASTROINTESTINALES. Todo lo referente al sistema digestivo, también se ve muy afectado durante el embarazo, sobre todo en el primer trimestre: estreñimiento, sensación de hinchazón abdominal a última hora del día, aumento de gases, salivación excesiva, etc. Son síntomas que mejoran a lo largo del embarazo y suelen ser intensos solamente al principio. ¿Qué puede ayudarte? Una buena rutina de alimentación, que incluya alimentos con fibra y que evite el aumento de gases.
  • RINITIS. La sensación de resfriado y el goteo nasal son también comunes. Esto se debe a una debilitación de los vasos sanguíneos, que puede ocurrir en los capilares de la nariz y en las encías (donde puede aparecer sangrado e inflamación). ¿Qué puede ayudarte? Evita ambientes muy secos; incluso puede irte bien contar con un humidificador 😊.

¿Estás conviviendo con algunos de estos síntomas? Espero que leer este artículo te haya ayudado a comprender por qué aparecen y aportado herramientas útiles para controlarlos.

¡Por cierto! Si te preguntas si es recomendable practicar ejercicio en la primera fase de tu embarazo y más allá (aunque tengas síntomas diversos), aquí tienes la respuesta 😉  

¡Un abrazo y BHealthy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.