bicicleta-durante-el-embarazo

MONTAR EN BICICLETA DURANTE EL EMBARAZO: ¡SÍ SE PUEDE!

De repente te asaltan todas las dudas: ‘¿Puedo montar en bici si estoy embarazada?’ ‘¿Ir en bicicleta durante el embarazo tiene inconvenientes para mi bebé?’ ‘¿Es seguro hacer ciclismo estando embarazada?’ ‘¡Que alguien me dé respuestas, por favor!’.

Pues para eso estoy aquí hoy ☺ He venido a resolver todas tus dudas sobre si hay o no compatibilidad entre hacer bicicleta y el embarazo, sus beneficios, sus inconvenientes y las precauciones que deberás tomar si decides coger la bicicleta durante el embarazo.

Aunque ya te adelanto que, ¡sí se puede! Ir en bici estando embarazada no tiene peligro alguno; exceptuando que estemos ante un embarazo de riesgo o que tu médico te haya indicado lo contrario.

No obstante, y de forma general, andar en bicicleta mientras estás embarazada no es que no suponga ningún problema, sino que, además, es beneficioso tanto para ti como para tu pequeño bebé.

¿Quieres saber por qué? ¡Pues vamos allá! 😉

bicicleta
¡Prepara la bicicleta!

BENEFICIOS DE IR EN BICICLETA DURANTE EL EMBARAZO

Al principio seguramente pensaste que ir en bicicleta durante el embarazo tenía que ser, de alguna manera, peligroso para tu bebé. Sin embargo, este no sufrirá ningún tipo de daño si decides montar en bicicleta mientras estás embarazada.

De hecho, y al igual que ocurre con otros ejercicios físicos como el yoga o la natación, practicar bicicleta durante los meses de embarazo tiene grandes beneficios. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Nos mantiene activas, lo que es súper importante a la hora de controlar nuestro peso, ya que la ganancia excesiva puede conllevar complicaciones como la diabetes gestacional.
  • El pedaleo constante tonifica las piernas y, en consecuencia, mejora la circulación y evita que se formen varices o se inflame la zona.
  • Al ser una actividad aeróbica, ayuda a regular la presión arterial, a mantener los niveles de colesterol y a regular el azúcar en sangre.
  • A nivel digestivo, el movimiento combate el estreñimiento.
  • Facilita la corrección postural y, con ello, reduce los dolores de espalda, cabeza y cuello.

Pero, sobre todo, debemos destacar que hacer bicicleta durante el embarazo nos hace un gran favor a nivel mental.

En esta etapa, las hormonas se revolucionan y sufrimos de subidas y bajadas de ánimo constantes. ¡Y qué agotador puede llegar a ser!

Por ello, moverse en bici estando embarazada ayuda a liberar endorfinas, aumenta el bienestar a nivel psicológico, mejora nuestro sueño y reduce la ansiedad.

Todo esto se resume en que la bicicleta durante el embarazo te aportará un estado de relajación muy necesario en este momento de tu vida. Además, hacerlo acompañada de tu pareja, familia o amigos, y más aún si es por la naturaleza, incrementará todos estos beneficios por mil! ☺

bicicleta-playa-mujer
Los paseos en bicicleta por la playa van a ser tu actividad favorita durante el embarazo

CONTRAINDICACIONES DE HACER BICICLETA MIENTRAS ESTÁS EMBARAZADA

Como vengo diciéndote desde el principio, no hay inconvenientes de montar en bicicleta durante el embarazo. Sin embargo, es preciso que tengas en cuenta que, a medida que avanza el embarazo, tu barriguita irá creciendo y esto puede ocasionar dificultades a la hora de pedalear.

Además, con el paso de las semanas, tu resistencia disminuirá y, probablemente, te canses más rápido. Por ello es conveniente que, cuando el cuerpo te pida parar, le hagas caso.

Cuando estés en ese punto, quizá es momento de dejar la bici aparcada hasta el postparto y empezar a realizar otro tipo de entrenamientos para embarazadas que se adapten a tu situación.

En el instante que sientas que la bici te domina a ti y no al contrario, deberás realizar un ejercicio de auto-escucha. ¡Y tranquila mami! Volverás a montar en bicicleta muy pronto.

Tú y tu bebé sois lo primero: ¡Que la bicicleta no te domine!

Por otro lado, es cierto que siempre existe el riesgo de caída con el que hay que llevar cierto cuidado; pues no es lo mismo pasar el embarazo pudiendo caminar que con una pierna escayolada, ¿no crees? Aunque para evitar esto, en unos minutos te daremos algunos consejos.

Pero antes, recuerda que cada mujer es un mundo y, aun siendo la bicicleta durante el embarazo, es importante que escuches tu cuerpo y valores si es una actividad que te hace sentir bien o que por el contrario, te está pidiendo que la dejes para más adelante. En este caso, lo mejor es escoger una rutina de ejercicios para embarazadas más acordes a tu estado.

RECOMENDACIONES PARA MONTAR EN BICICLETA DURANTE EL EMBARAZO

Una vez que ya sabes cuáles son los beneficios de ir en bici estando embarazada y a qué ‘’dificultades’’ te expones, es hora de que te de algunos consejos importantes:

  • Modula la intensidad y la velocidad para evitar posibles caídas.
  • Viste con ropa cómoda, nada ajustada y de tela transpirable.
  • Evita las horas centrales del día en las que haga demasiado calor. Siempre será más fácil y cómodo pedalear en un lugar fresquito o a una temperatura favorable.
  • Mantente hidratada y no lleves a tu cuerpo hasta el límite de cansancio.
  • Elige zonas llanas por las que pasear en bicicleta durante el embarazo y deja aquella con baches o cuestas empinadas para pasado el postparto.
  • Presta atención a la postura para no sobrecargar la espalda.

Estas son las precauciones más importantes que debes tener en cuenta si decides montar en bicicleta durante el embarazo. Pero es posible que tengas preguntas más específicas; como, por ejemplo, si estas pautas se aplican de igual forma a la bicicleta estática o si es peligroso hacer ciclismo de descenso estando embarazada.

Y como no quiero dejarte con ninguna duda, ¡vamos a resolver estas cuestiones ahora mismito! 😉

BICICLETA ESTÁTICA EN EL EMBARAZO

Usar la bicicleta durante el embarazo no solo incluye la bici de calle, sino que, además, está la opción de montar en bici estática desde casa mientras estás embarazada o hacerlo en un gimnasio.

Con ello, es importante que entiendas que todos los consejos sobre utilizar bicicleta durante embarazo que te he dado anteriormente, son aplicables al uso de la bici estática.

En cuanto a las clases de spinning; esta modalidad de ejercicio en bicicleta hay momentos de la sesión, que requiere de un ritmo e intensidad elevados. Si estás en el primer trimestre y estás acostumbrada a hacer clases de este tipo, puedes seguir con ellas. A medida que avance el embarazo, verás que tu cuerpo te pedirá bajar de intensidad, en esta caso, cuando en la sesión se proponga pedalear de pie, valora la opción de seguir sentada pedaleando a tu ritmo.

clases-de-spinning
la bicicleta estática durante el embarazo es una muy buena opción

Y si no eres asidua a este tipo de sesiones, para empezar es mejor que optes por pedalear a tu ritmo en las bicicletas estáticas que encontrarás en la sala de fitness de tu gimnasio;)

Recuerda hidratarte y disfrutar del momento!

CICLISMO DE DESCENSO DURANTE EL EMBARAZO, ¿SÍ O NO?

Pues como todo: Depende. La bicicleta de descenso o downhill es una de las disciplinas más extremas del ciclismo ya que consiste en ir cuesta abajo por terrenos bastante rocosos. Por tanto, lo óptimo sería evitar este tipo de ejercicio en bicicleta durante el embarazo para prevenir posibles esguinces o caídas peligrosas.

Ahora bien, si eres una mujer acostumbrada a la bici de descenso y tienes el suficiente control como para seguir hasta que el cuerpo te frene, entonces adelante. No obstante, yo te recomiendo que no lo alargues más allá del primer trimestre y que, llegado este, busques otro tipo de ejercicios aptos para embarazadas. De todas formas, verás que tu cuerpo te envía señales de cuándo hacer el cambio de actividad.

bicicleta-gimnasio
La bicicleta sí es un ejercicio apto durante el embarazo.

SI DECIDO IR EN BICI ESTANDO EMBARAZADA, ¿HASTA CUANDO ES ACONSEJABLE HACERLO? ¿CUÁNDO DEBO DEJARLO?

Esta es una muy buena pregunta, aunque tan solo tú tienes la respuesta. Como vengo adelantando en todos los artículos, cada mujer es diferente y su contexto determinará hasta cuándo puede realizar según qué tipo de prácticas en el embarazo.

En principio, puedes empezar a hacer bicicleta desde el primer trimestre, pues el ciclismo no afecta a la implantación del embrión. Y, por otro lado, la fecha de caducidad la pondrás tú misma.

comida-saludable-embarazo
No olvides que una alimentación saludable y equilibrada durante el embarazo es clave.

Obviamente, durante los primeros 3 meses tendrás mayor agilidad y pasear en bicicleta por el parque o hacer alguna ruta con tu pareja, no supondrá un gran trabajo. Sin embargo, conforme el bebé vaya creciendo, la dificultad se hará más patente.

Cuando sientas que la bicicleta ya no es para ti porque te fatiga demasiado o te hace realizar un sobreesfuerzo enorme, será el momento de bajarte de ella hasta después de dar a luz.

Una vez llegado este punto, puedes empezar a practicar otros ejercicios para embarazadas en casa sin ningún tipo de ayuda. O bien animarte a comenzar y ver al webinar para embarazadas de BHealthy o a alguno de nuestros programas y rutinas de ejercicios para embarazadas, entre los que encontrarás tanto clases online como presenciales que se adaptan a tus ritmos y horarios.

En el plan básico, por ejemplo, tendrás acceso a 4 entrenamientos semanales durante un mes, con vídeos guiados de entre 25/35 minutos. Además, podrás disponer de contacto vía whatsapp con nuestro coach profesional y especializado en rutinas de ejercicios para embarazas que responderá, seguro segurísimo, antes de 48 horas.

¡Te esperamos! ☺

¡Un abrazo y BHealthy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.