dolor en la espalda durante el embarazo

¿CÓMO ALIVIAR EL DOLOR EN LA ESPALDA DURANTE EL EMBARAZO?

En la etapa de gestación, las mujeres pasan por diferentes síntomas, muy diversos y distintos según la persona. Pero si tuviera que mojarme y nombrar uno que sufren casi todas las futuras mamis, diría sin lugar a duda el dolor en la espalda durante el embarazo.

Es lógico, ¿no? Tu cuerpo cambia de una forma increíble, tu barriga crece como si no hubiera un mañana y esta se hace notar en una espalda que, quizá, no está acostumbrada a tanto peso.

Pero para que te quedes más tranquila, hoy desde BHealthy alumbraremos esas dudas que rondan por tu cabeza: Veremos si pueden o no existir otras causas del dolor en la espalda durante el embarazo, qué otros síntomas puedes tener, cuánto tarda la completa recuperación y cómo aliviar el dolor lumbar estando embarazada.

DOLOR EN LA ESPALDA BAJA, LUMBALGIA Y CIÁTICA EN EL EMBARAZO, ¿QUÉ DEBO SABER?

En este punto, lo más importante que debes saber es que tener lumbago y/o dolor en la espalda durante el embarazo no es lo mismo que padecer de ciática en el momento de la gestación.

Son dos términos que, en ocasiones, se emplean como sinónimos por similitudes en su sintomatología pero que, realmente, son diferentes.

La lumbalgia se trata de una dolencia músculo-esquelética por posibles y diversas causas que comentaremos más adelante, mientras que el dolor por ciática tiene su origen en el pinzamiento del nervio ciático, que va desde la espalda baja hasta las piernas e incluso pies, pasando por los glúteos.

De esta manera, es relativamente sencillo diferenciar si lo que te ocurre estando embarazada es un dolor de espalda más bien común o si, por el contrario, estás experimentando los síntomas de la ciática durante el embarazo.

Con la ciática el hormigueo se suele extender hacia las extremidades inferiores y su dolor puede llegar a ser incapacitante. El lumbago en el embarazo se mantiene en la parte baja de la espalda.

¿Y SI NO SÉ DIFERENCIAR ENTRE CIÁTICA Y LUMBALGIA DURANTE EL EMBARAZO?

Aunque, como te explicaba antes, el dolor en la espalda durante el embarazo, así como el dolor de costillas o los calambres en las piernas de los que ya hemos hablado en otros artículos, son de lo más habituales estando embarazada, lo óptimo es que, si no encuentras mejoría con los consejos de hoy, acudas a tu osteópata de confianza y/o a una fisioterapeuta especializada en embarazadas.

Así, podréis descartar a través de tu historia clínica y sintomatología, si existe otra causa subyacente tras el dolor en la espalda durante el embarazo; como una contractura mayor o una hernia que te esté pinzando el nervio ciático.

En caso de que así sea, puedes volver por el blog de BHealthy y echar un ojo al artículo que te dejo aquí sobre ciática en el embarazo que te ayudará a entender mejor esta patología, sus causas y tratamientos.

¿POR QUÉ ME DUELE LA ESPALDA DURANTE EL EMBARAZO?

Ahora sí, una vez que descubres que lo que te ocurre es el típico dolor en la espalda durante el embarazo, es momento de que comprendas más a fondo el porqué de ese dolor en las lumbares que te trae de cabeza.

El dolor en la espalda durante el embarazo suele estar localizado en la zona lumbar o pélvica y se hace mayor conforme pasan los meses, entre la semana 24 y 36 del embarazo; pues el útero aumenta su tamaño y genera una presión osteomuscular junto con la consecuente inflamación que provoca el dolor.

Este es un cambio fisiológico brusco en el cuerpo de la mujer, en el que tanto el abdomen como la musculatura pélvica aumentan su peso y se ven afectados por una alteración postural que curva la parte baja de la espalda a medida que la barriga lleva su peso hacia delante.

Esto hace que la columna vertebral soporte una carga superior a la que está acostumbrada y las consecuencias se traduzcan en un dolor de espalda durante el embarazo por la fatiga de nuestros músculos.

dolor-lumbar-embarazo
Tener dolor en la espalda durante el embarazo es habitual pero no normal. ¡Busca la causa!

OTRAS CAUSAS DEL DOLOR DE ESPALDA DURANTE EL EMBARAZO

Aunque la anterior es la razón más lógica y frecuente para explicar los dolores lumbares en el embarazo, existen otros motivos que podrían estar contribuyendo a esta dolencia.

Entre ellos, dos de los más frecuentes son los cambios vasculares y hormonales.

En el primer caso lo que ocurre es que el útero ejerce presión a nivel venoso y, como imaginarás, esto provoca isquemia (disminución del flujo de sangre) hacia la musculatura.

En cuanto a nivel hormonal, nos encontramos con el aumento de la relaxina. ¿Relax qué? ¡Relaxina! Una hormona que, por decirlo así, hace que los ligamentos y tendones de nuestro cuerpo sean más laxos para que la pelvis se pueda ir ensanchando para dar espacio a nuestro bebé; con lo que, por otro lado, aumenta la inestabilidad articular en esta zona, provocando un incremento del dolor en la espalda durante el embarazo.

Además, por si eso no es suficiente, los estrógenos, que también incrementan durante el embarazo, aumentan la sensibilidad de los receptores de la relaxina; por lo que su efecto se hace mayor.

Otras de las causas secundarias (y también frecuentes) del dolor lumbar en el embarazo son:

  • Realización de movimientos bruscos.
  • Sedentarismo/falta de ejercicio.
  • Alimentación deficiente en nutrientes y minerales esenciales.
  • Sobrecarga de peso.
  • Calzado con suela alta e incómoda.
  • Demasiado tiempo en la misma postura, tanto de pie como sentada.
Mantener una alimentación saludable puede ayudar a aliviar el dolor de espalda en el embarazo

Así que piensa que, si mantienes estas últimas posibles causas a raya con movimiento, alimentación equilibrada y descanso, estarás ayudando a que el dolor en la espalda durante el embarazo disminuya.

EL DOLOR LUMBAR EN EL EMBARAZO, ¿VA MÁS ALLÁ?

Con esta pregunta te puedes estar refiriendo a dos cosas diferentes: Si el dolor en la espalda durante el embarazo provoca otros síntomas o si la lumbalgia puede durar todo el embarazo.

Ambas dudas pueden tener una respuesta afirmativa o negativa; pues depende de la persona, su contexto y lo que haga para favorecer una pronta recuperación y disminuir las consecuencias.

En cuanto a otra sintomatología que puede darse en post del dolor en la espalda durante el embarazo, podemos encontrar tensión y espasmos musculares, dificultad para realizar ciertas tareas del día a día, cansancio, fatiga e irritabilidad. Aunque claro, es normal que no sonrías si sientes molestias, ¿no crees?

Por otro lado, tranquila, el dolor en la parte baja de la espalda estando embarazada al igual que tiene un principio también cuenta con un final.

Como te decía antes, a medida que avanza la gestación, sobre todo en el segundo y tercer trimestre, es cuando el dolor en la espalda durante el embarazo se puedes hacer más evidente.

Pero la buena noticia es que si sabes qué hacer y que no para aliviarla y te pones manos a la obra, la mejoría será mayor de lo que imaginas 😉

En base a mi experiencia, te diría que ninguna mujer debería padecer de dolor en la espalda durante el embarazo, ¡si está en buenas manos!

fisioterapia-embarazo
Si el dolor de espalda no cesa, ponte en manos de un profesional integrativo que te pueda ayudar

Por eso, vamos a pasar ya mismo a numerar los consejos para mejorar el dolor de espalda durante el embarazo y tener una rápida y exitosa recuperación postparto.

¿CÓMO ALIVIAR EL DOLOR DE ESPALDA DURANTE EL EMBARAZO?

En primer lugar, siempre has de contar con la prevención. Es decir, cuidar y preparar el cuerpo y, en mayor medida, el suelo pélvico antes de quedar embarazada.

Pero para lograr una mejoría mayor en el dolor en la espalda durante el embarazo, puedes echar mano a otras técnicas como la terapia manual y el ejercicio físico.

¿QUÉ ES ESO DE LA TERAPIA MANUAL Y CÓMO ME PUEDE AYUDAR A DISMINUIR MIS DOLORES LUMBOPÉLVICOS?

Como su nombre indica, la terapia manual es llevada a cabo manualmente por parte de una fisioterapeuta u osteópata (en este caso, especializado en trabajar con mujeres embarazadas).

Estos realizaran un trabajo a nivel musculoesquelético con distintas herramientas entre las que destacan

  • La técnica craneosacral, mediante la que se liberan las tensiones del cráneo y, a su vez, consigue que la paciente experimente un alivio físico desde ese punto hasta el sacro.
  • La técnica visceral, para estimular el movimiento y tono de los órganos.
  • La técnica estructural y muscular, dirigida a huesos, músculos, ligamentos y tejido conectivo.

EJERCICIO PARA EL LUMBAGO EN EL EMBARAZO, ¿SÍ O NO?

Por último, y al contrario de lo que estás pensando o lo que estarás acostumbrada a escuchar, el reposo continuado no es el remedio más aconsejable para disminuir el lumbago en el embarazo.

En el 99% de los casos, el movimiento es salud y tiene mucho que aportarnos durante los meses de embarazo; no solo a ti, sino también a tu bebé.

ejercicio-embarazo
Una buena respiración e higiene postural son clave para disminuir los dolores de espalda en el embarazo

Desde el ejercicio aeróbico, pasando por entrenar la movilidad y la postura, hasta las rutinas de fuerza, relajación y respiración, son ideales para aliviar el dolor en la espalda durante el embarazo.

Y es que, como bien te explicaba anteriormente, las causas del dolor en la espalda durante el embarazo pueden ser varias y, según esto, puedes aplicar diferentes alternativas de ejercicios para aliviar el dolor de lumbago en el embarazo.

  • Si hay debilidad en la zona abdominal, es conveniente que el trabajo para disminuir el dolor de espalda durante el embarazo vaya enfocado fortalecer la región del abdomen.
  • Cuando es el suelo pélvico el que está “fallando” y provocando los dolores de espalda en el embarazo, es importante que centres tu atención en entrenzar los músculos pélvicos para que sean capaces de sostener el peso del embarazo y descargar así la zona lumbar.
  • Los glúteos tienen un papel principal a la hora de estabilizar la pelvis y mantenerla firme para sostener las lumbares; por tanto, que estos permanezcan fuertes es un punto clave para mejorar el dolor de espalda durante el embarazo.
  • Todo aquello que se relacione con la respiración: nuestra caja torácica y nuestro diafragma pueden sufrir tensiones y, en consecuencia, provocar dolor en las lumbares en el embarazo. Así que, por mucho que cueste al principio, observar y ordenar de forma consciente el cómo respiras, puede ayudarte más de lo que crees.
  • Por supuestísimo, la higiene postural marca un punto de partida respecto a cómo estará la salud de tus lumbares en los meses de gestación: Trabajar la zona dorsal de la espalda y mantenerla tonificada, así como realizar estiramientos activos.

Solo se trata de ir probando, combinar todos ellos o quedarte con aquel o aquellos con los que te sientas más cómoda, con los que se adapten de forma óptima a tu día a día y con los que notes una mejoría en el dolor de espalda durante el embarazo.

QUÉ MÁS PUEDES HACER EN CASA

Más allá de las técnicas manuales para reducir el dolor de espalda durante el embarazo y del ejercicio y la actividad física, desde casa puedes aplicar otras herramientas como la aplicación de calor para relajar la zona.

Asimismo, ni que decir tiene que una alimentación saludable, antiinflamatoria, rica en fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes tendrá un gran impacto positivo en los dolores de espalda durante el embarazo.

Y si te estás preguntando si los fármacos antiinflamatorios pueden eliminar por completo estas molestias, déjame decirte que yo lo tomaría como últimísima opción y siempre por recomendación de un profesional actualizado.

Ante todo, lo mejor sería quemar primero todos los cartuchos que te regalamos desde BHealthy 😉

Puedes comenzar echando un ojo a las sesiones que ofrecemos en nuestra página web y a nuestro perfil en Instagram donde habitualmente compartimos diversas herramientas y muchos consejos para hacerte la vida más fácil tanto antes del embarazo como durante y posterior a este.

Por ejemplo, aquí María te da 4 alternativas para liberar las tensiones y molestias de la espalda durante el embarazo de forma fácil, rápida y desde casa; como, por ejemplo:

– Realizar un trabajo postural consciente.

– Practicar las respiraciones abdominales y costales.

– Movilizar la zona de la pelvis con la pelota de entrenamiento o fitball.

– Fortalecer glúteos, abdominales y espalda.

¡Vamos! ¿Te animas?

Espero que toda esta información te ayude a vivir un embarazo con una espalda contenta y saludable 😉

Un abrazo y… ¡BHealthy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *