Rabietas infantiles

Elisenda Pascual: “Cuando una criatura TIENE UNA RABIETA, lo último que tenemos que hacer es abandonarla”.

¿Tu hijo tiene rabietas o berrinches? ¿Sabes acompañarlos? ¿Notas que te generan frustración y no sabes cómo gestionar estos momentos?

En esta entrevista con Elisenda Pascual, psicóloga y psicoterapeuta, hablamos sobre estas cuestiones.

1.- ¿Qué son exactamente las rabietas y los berrinches?

Normalmente cuando hablamos de la rabia, lo nombramos como berrinche, rabieta…. Le ponemos un nombre que, desde mi punto de vista, nos predispone a restarle importancia a lo que está sucediendo. 

Por otro lado, cuando a mí como madre o padre también me pasa, no lo identifico como una rabieta, digo que estoy desbordada.. 

Cuando las criaturas entran en un ataque de rabieta también están desbordadas, ya sea porque han acumulado, porque están en la etapa de los 2 años o 2 y medio y necesitan reafirmar su personalidad…

Al final, la manera cómo nombramos lo que está sucediendo, nos condiciona a cómo reaccionamos.

2.- Entonces…

La rabia infantil es el estallido final de un proceso de acumulación, de cambio de etapa, de situaciones que las criaturas viven y se les hacen difíciles. 

Para una criatura pequeña, lo que está viviendo es tan importante que la lleva a este lugar de descontrol emocional. Es una necesidad auténtica de los niños y niñas, que cuando lo viven, nos necesitan a su lado.

La rabia infantil es el estallido final de un proceso de acumulación, de cambio de etapa, de situaciones que las criaturas viven y se les hacen difíciles. 

Elisenda Pascual, psicóloga y psicoterapeuta

3.- ¿Y cómo los podemos acompañar?

Cuando una persona está desbordada, en un momento emocionalmente tan fuerte y tan intenso que no puede pararlo, lo último que tenemos que hacer es abandonarla.

El acompañamiento empieza por poder mirar lo que es. Tenemos una persona delante que lo está pasando mal y, quizás lo está pasando mal por algo que nosotros, los adultos, no podemos entender. La mentalidad adulta y la mentalidad infantil son muy distantes.

Toda esta performance (gritos, insultos, patadas, autolesión…) que tu criatura utiliza para mostrarte que está desbordada emocionalmente, es porque te está diciendo “te necesito”.

Generalmente, como esta actitud hace tanto ruido, nos molesta. Además, vivimos en una sociedad donde se ha castrado esta energía agresiva y cuando las criaturas tienen este estallido emocional, muchas veces las castigamos ignorándolas, riéndonos, quitándole hierro al asunto… Todo esto, aún genera más dolor en esa herida que está supurando en este ataque de rabia.

Cuando yo leo lo que le sucede a la criatura, puedo empezar a mirarla distinto y si yo miro distinto, actúo distinto. Esta es la magia de la mirada. 

Toda esta performance (gritos, insultos, patadas, autolesión…) que tu criatura utiliza para mostrarte que está desbordada emocionalmente, es porque te está diciendo “te necesito”.

Elisenda Pascual, psicóloga y psicoterapeuta

4.- ¿Y si me quiere hacer daño o pegar, ¿cómo lo gestiono?

Si me intenta pegar o hacer daño, también necesito poner físico. Las criaturas, cuando están en un ataque de rabieta, necesitan mucho físico nuestro. 

Si me intenta pegar me protejo, pero no le doy un sermón verbal. Cuando una criatura está desbordada emocionalmente, el canal que utilizamos para regular esa explosión es el mismo, el emocional y el físico, no el mental y la palabra.

Una de las cosas que tenemos que ponernos en la cabeza cuando acompañamos una expresión de rabia infantil es que no podemos hablar. En ese momento no nos escucha nadie. 

Con las palabras, lo que hacemos es poner más distancia de la que la criatura está necesitando en ese momento, que es la contención emocional, física, energética…

5.- ¿La rabia es positiva o negativa?

La rabia como emoción es muy positiva para las criaturas. La rabia es fuerza, es una energía agresiva que tenemos desde que nacemos y que nos ayuda a nacer, nos ayuda a agarrarnos al pezón, nos ayuda a morder….

La energía agresiva es una energía que nos acompaña a lo largo de la vida, igual que la energía sexual, y, ambas están muy pervertidas, mal entendidas.

Cuando confundimos esta energía agresiva con agresividad o con rabietas y berrinches, lo miramos como algo que debemos cambiar o transformar. 

Debemos mirar esta energía agresiva como la posibilidad que tienen los niños y niñas, tanto en su momento presente como en el futuro, de saber lo que quieren, tener sueños, poner límites, saber decir que no…todo esto es la energía agresiva. 

La falta de energía agresiva, la falta de conexión con la vida, de vitalidad, puede ser muy dañino para la criatura.

La rabia como emoción es muy positiva para las criaturas. La rabia es fuerza, es una energía agresiva que tenemos desde que nacemos y que nos ayuda a nacer, nos ayuda a agarrarnos al pezón, nos ayuda a morder….

Elisenda Pascual, psicóloga y psicoterapeuta

6.- ¿Puede haber relación del estilo de rabietas que tenga ahora la criatura con el carácter en su futuro?

Sí. El temperamento es lo que va antes del carácter y se gesta en el útero de nuestras mamás. Es una mezcla entre la genética y la epigenética (entorno, cómo nos paren, cómo nos traen al mundo…).

Nacemos con un temperamento, que no se cambia. A partir de este temperamento se estructura el carácter en función de los límites, el acompañamiento, la presencia, la interacción con iguales, experiencias de vida…

Cuando se empiezan a mostrar las primeras expresiones fuertes de rabia, lo que le llamamos berrinches, es alrededor de los 2 años o 2 años y medio. Aquí, las criaturas entran en un proceso que se llama la teoría de la mente. 

7.- ¿Y qué es?

Esta teoría posibilita que los niños y las niñas se sientan distintos del entorno, distintos del resto de la gente, de los iguales… Y este proceso de diferenciación se tiene que dar en contraposición a todo aquello a lo que estaban unidos hasta el momento (papá, mamá…y las figuras cercanas). ¿Cómo se contraponen? con la rabia, con el no…

Este temperamento de base sumado a estas pinceladas de carácter que pueden dibujar en los primeros años de su vida, les dan una forma de afrontar esta diferenciación.

Todo esto formará parte del carácter y tendrá mucho que ver en cómo el entorno miramos y acompañamos estas expresiones.

¿Te ha parecido interesante esta entrevista? No dudes en compartirla con otras familias, si crees que puede ser de su ayuda 😉.

Te invitamos a leer otras entrevistas a Elisenda Pascual:

Elisenda Pascual: Una criatura no se maleduca con muchos mimos, se maleduca con la ausencia de límites”

Orden familiar: “Si tú no te cuidas, te vas a desordenar y te convertirás en una niña pequeña pataleando delante de tus hijos”

Deja un comentario / Entrevistas / Por BHealthy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *