Núria Caballé: “la valoración para empezar a tratar la cicatriz de la cesárea debería ser a las 3-4 semanas de que se haya cerrado y cuando ha caído la costra”

¿Has dado a luz por cesárea? Si es así, seguro que esta entrevista te ayuda a descubrir cosas que no sabías sobre la cicatriz. 

Núria Caballé, nuestra fisio especializada en suelo pélvico de confianza en Sant Cugat, y directora del Centre Núria Caballé, da respuesta a algunas dudas de mamás que han tenido este tipo de parto. Todas las preguntas nos han llegado vía Instagram. 

¡Sigue leyendo! 😉

1. Acabo de ser mamá y mi bebé ha nacido por cesárea. ¿Qué cosas debo tener en cuenta?

En primer lugar, una vez salimos del hospital, hay que hacer un seguimiento de esta cicatriz, con la comadrona o el ginecólogo/a. El objetivo es ver que cicatriza bien, que no hay ningún punto que salta, que no se infecta…Porque si hay algún problema de cicatrización en esa fase inicial, nos generará más adherencias. 

Las adherencias son puntos de fibrosis que se generan en las diferentes capas que se cortan, cuando se hace una cesárea. En total, son siete capas, las que se seccionan al hacer una cesárea.

Si algún punto salta o se infecta la cicatriz superficial, ello generará una cicatrización por segunda intención: un tipo de cicatrización que hace que, ya de por sí, haya más fibrosis y que el deslizamiento que tiene que haber entre las distintas capas no se produzca. 

Una vez cicatrizada, ya no hay puntos y cae la costra debemos empezar a cuidarnos la cicatriz. Primero, recomendamos siempre hacer una visita de valoración con un/a fisioterapeuta de suelo pélvico. 

LA PRIMERA VISITA CON EL/LA FISIOTERAPEUTA DE SUELO PÉLVICO 

2. ¿Cuándo debo realizar esta visita con el/la fisioterapeuta de suelo pélvico? 

Mucha gente dice, pasada la cuarentena. Es cierto que la valoración de suelo pélvico tras un parto vaginal se suele hacer unos dos meses tras dar a luz y que, en la cesárea, se suele esperar un poco más. 

Pero la valoración para empezar a tratar la cicatriz debería ser a las 3-4 semanas de que ésta se haya cerrado y cuando ha caído la costra. Así evitamos estos puntos de fibrosis (adherencias) que pueden empezarse a formar.  

3. A veces el médico nos dice que la cicatriz está perfecta, y cuando la vemos está cerrada, sí, pero ¿cómo está siendo la calidad de cicatrización? Ahí es donde entráis los/las fisioterapeutas de suelo pélvico, idealmente en este momento que sugieres. 

Este es el papel del/la fisio, exacto, ir a ver cómo están los tejidos internos, no ¡solo la cicatriz superficial! Es importante recordar que la cicatriz superficial es horizontal, mientras que la interna es vertical. A veces solo hacemos masaje en la cicatriz externa, pero ojo, también debemos masajear toda la zona donde ha habido la agresión quirúrgica. 

4. ¿En qué consiste esta primera sesión de valoración?

Valoramos las siguientes zonas que pueden haber quedado afectadas: 

  • El diafragma (el principal músculo de la respiración): si está tenso y bloqueado, ello aumenta la presión del abdomen y pone en tensión la cicatriz. Además, puede aumentar la diástasis (la separación de los rectos). En esta sesión enseñamos a la mamá a liberar el diafragma, con respiraciones costales. 
  • La faja abdominal: la separación de los rectos, es decir, la diástasis abdominal. 
  • El tono de la musculatura profunda: nos fijamos en el transverso, el músculo que queda más afectado tras la cesárea. 
  • El suelo pélvico: muchas mamás piensan que su suelo pélvico está perfecto, porque no han tenido parto vaginal. Sin embargo, muchas veces, tras dar a luz por cesárea, como el cuerpo interpreta que aquello es una agresión quirúrgica y una de las capas que se cortan es el músculo uterino, el útero se queda tenso. Cuando hacemos la valoración interna del suelo pélvico vemos que esa musculatura vaginal, también está tensa. Hay que relajar tanto el suelo pélvico, como la molestia visceral, para evitar molestias durante la penetración. 

cesarea

RELACIONES SEXUALES DOLOROSAS 

5. De hecho, hay estudios científicos que lo demuestran: en cesárea hay casi más incidencia en el suelo pélvico, que en según qué tipo de parto vaginal. 

Sí. Nos pensamos que tenemos que estar perfectas de esta zona y no es así. Y a veces sentimos dolor en las relaciones sexuales y lo normalizamos, no buscamos ayuda. Esto se llama dispareunia. ¡Debemos saber que hay tratamiento y solución a este problema! 

6. Por lo tanto, no es normal tener dolor en las relaciones sexuales tras una cesárea…

No. Nunca es normal sentir dolor en las relaciones sexuales, hayas tenido un parto vaginal o por cesárea. Incluso sin haber sido mamá. Deben ser placenteras, siempre. 

Cuando hay dolor significa que hay adherencias en las vísceras, o tensión en el suelo pélvico… ello genera dolor en la penetración y no solo eso, también cuando se llena la vejiga, durante el ciclo menstrual, problemas lumbares, etc.

7. ¿Tampoco es normal sentir dolor en la primera relación sexual, tras la cesárea? 

No. Yo recomiendo intentar que, en la primera relación, consigamos llegar al orgasmo sin penetración. Cuando ya llevemos 2-3 relaciones así, que estaremos más relajadas y habremos ido reconectando con la zona, entonces sí podemos probar la penetración. 

Muchas veces así nos evitamos ese dolor en la primera relación sexual. Y si hay dolor, hay que consultar. En nuestro centro, enseñamos ejercicios para aliviarlo, movilizamos las vísceras, tratamos la musculatura…Recurrimos a diversas técnicas para erradicar ese dolor. Y, en la mayoría de los casos, ¡el dolor desaparece! 

Próximamente publicaremos la segunda parte de esta entrevista, para seguir dando respuesta a otras preguntas sobre la cicatriz de la cesárea. 

Si tienes alguna duda aquí te dejamos un post con más información, ¡y si no, no dudes en escribirnos a bhealthy@bhealthy.es!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *