entrenamiento funcional sant cugat

Pep Armengou: "Con las sesiones en grupo y el entrenamiento personal, en poco más de medio año perdí 13 kilos y volví a correr con normalidad"

Hoy queremos presentaros a Pep Armengou, uno de nuestros alumnos de entrenamiento personal para hombres. Tiene 38 años y nos confiesa que sus hobbies son su familia y la música. Ahora bien, parece que también disfruta de lo lindo haciendo deporte.

Empecemos por el principio … ¿Cómo llegaste a BHealthy?

Yo no era ni soy una persona especialmente orientada a hacer (ni ver) deporte, pero sí que había empezado a correr un poco por mi cuenta. Sin embargo, un par de años antes de empezar a hacer actividad física con BHealthy, tuve una especie de lesión llamada “periostitis tibial”, que me impedía correr sin dolor.

Visité fisioterapeutas, acupuntores, traumatólogos e incluso una clínica especializada en podología para poner solución. Nadie consiguió resolverlo y tiré la toalla, con la frustración que ello comportaba. No me movía e iba aumentando de peso. Además, tampoco es que comiera demasiado bien en ese momento.

Mi mujer conoció el equipo de BHealthy haciendo la recuperación postparto de nuestra primera hija con ellos. Y me habló muy bien. En mi caso, más que apuntarme de golpe, primero lo probé tal como me propuso Cristian (para los que no lo conozcáis, fundador y entrenador de BHealthy). Empezar a hacer deporte a través de BHealthy, fue, seguramente, la manera de darme otra oportunidad para ver si me podía recuperar de mi lesión.

¿Qué actividades haces con nosotros?

En un primer momento, empecé a hacer actividad en grupo un día por semana y, mira por donde, parecía que podía llegar a hacer más cosas de las que pensaba. Además, me lo pasaba bastante bien.

Sin embargo, seguía teniendo pequeñas molestias en las tibias. Un día, Cristian, sin que yo se le hubiera pedido, durante un entrenamiento, me dijo “Pep, he estado mirando un poco eso que tienes, he leído algunos artículos especializados y he hablado con personas vinculadas al deporte de élite … creo que es un tema muscular”. Me invitó a hacer tres días de entrenamiento personal con él y me animé a probar.

Entre los ejercicios que hacíamos, había algunos específicos para fortalecer la musculatura de las piernas. La cosa tenía cierto sentido; hacía muchos años, desde la universidad, que mi actividad física era semi-nula, por no decir nula del todo. Pues bien, el caso es que funcionó y aquel dolor tan molesto desapareció. De esto ya hace casi dos años.

Actualmente, combino el entrenamiento personal con las clases de BHealthy en grupo de entrenamiento funcional.

Después de haberte recuperado de la lesión, ¿Cuál pasó a ser tu objetivo principal y el motivo para continuar con los entrenamientos?

Habiendo cumplido el objetivo inmediato que era deshacerme de aquella lesión, rápida y lógicamente me fijé el objetivo de estar en forma, ¡dado que ya podía hacer más cosas! Voy a aumentar el número de días de actividad por semana; uno / dos días en grupo y uno de entrenamiento personal individual.

En paralelo, Cristian me sugirió algunas lecturas que me hicieron tomar consciencia de la importancia de aprender a comer bien. Y di un paso mayúsculo: dejé de comer para empezar a alimentarme. Con todo, en poco más de medio año perdí 13 kilos, volver a correr con normalidad y moverme con agilidad. ¡Soy un “fiera” ahora!

Entonces, ¿consideras que lograste tu objetivo?

Sí, y ahora “batallo” para mantenerlo, que no es poco. Trabajo muchas horas de manera sedentaria y con mi pareja tenemos dos hijas preciosas que requieren mucho amor y tiempo. Motivos que a veces hacen difícil dedicar tiempo a hacer deporte.

Ahora, con los compañeros del grupo, nos marcamos pequeñas metas y algunas carreras a hacer. Aun así, me gustaría remarcar que no he perdido la cabeza, no he visto la “luz” ni me he vuelto un “súper runner”. Humildemente, he conseguido lo que para mí ha sido lo más importante y revolucionario después de tanto tiempo: sentirme mejor conmigo mismo, a nivel físico y emocional, y tener más energía natural.


¿Qué valoraciones haces de las sesiones?

Las sesiones grupales son un espacio de encuentro con gente como tú,
normales y corrientes, de orígenes culturales, laborales y vitales diferentes. Durante una hora, todos desconectamos y en un círculo de confianza hablamos, reímos, nos ayudamos y nos esforzamos para mejorar. Es un espacio de socialización muy sano.
Las sesiones de entrenamiento personal son similares, pero seguramente más íntimas, donde hablas, descubres, te descubres y reflexiones. No sólo haces actividad física. Tienes un compañero a tu lado, tu entrenador, que te aprecia y te quiere bien. Es una experiencia que definiría como muy humana y sensible.

¿Qué hacéis exactamente y qué es lo que más te gusta? ¿Y lo que menos?

Hacemos de todo; correr y ejercicios de todo tipo
, desde el “cat walk” a colgarte de una portería, a hacer Burpees o las flexiones clásicas (que ahora ya no cuestan tanto!).

Los ejercicios siempre varían y no tenemos rutinas. Nunca sabes que pasará. Siempre te sorprenden con algo para descolocarte. Por lo tanto, antes de llegar a las sesiones no piensas “hoy tocará esto …”. Lo que me gusta menos es hacer las “dominadas” porque cuestan mucho. Pero a poco que haces algunas, continúas mejorando.

¿A qué personas recomendarías apuntarse?

A todo el mundo. Sea quien sea, sea como sea, esté como esté. Todos y todas tenemos derecho a mejorar y alcanzar mayores cuotas de bienestar y una mejor calidad de vida y de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.