dolor en las costillas durante el embarazo

¿Por qué tengo dolor en las costillas durante el embarazo?

Conforme tu barriga crece, puede que vayas sintiendo cada vez más presión costal y se originen tensiones en la caja torácica. ¿Te preocupa ese dolor en las costillas durante el embarazo? ¡Tranquila! Suele ser frecuente y hoy te traemos soluciones.

Como decíamos, el dolor en la parte inferior de las costillas en el embarazo es algo habitual; ya sea por las horas que pasamos sentadas, nuestra postura y movimientos e incluso la respiración, entre otros factores que pueden causar la neuralgia intercostal durante el embarazo.

Hoy queremos explicarte no solo a qué se debe el dolor en las costillas estando embarazada, sino también qué puedes hacer para aliviarlo y llegar al parto con la mayor fuerza posible.

Así que, ¡no te hacemos esperar más! Vamos a ello 😊

¡Estoy embarazada y me duelen las costillas! ¿Debo preocuparme?

Al inicio del embarazo, a nivel abdominal, como la barriga todavía es pequeña, vas a ver que estos síntomas no los vas a notar.

Pero a medida que tu bebé se desarrolla, necesita más espacio y, lógicamente, la barriga se hace más grande para permitir que tu peque tenga un lugar confortable en el que estar sano y a gusto.

Y esto, sumado a otras circunstancias que veremos más adelante, puede dar lugar a un dolor en las costillas durante el embarazo.

neuralgia intercostal embarazo
El dolor en las costillas durante el embarazo es provocado por la inflamación de los nervios torácicos.

Esta presión se conoce como neuritis intercostal en el embarazo y se traduce en una molestia en el reborde costal, que es la parte inferior de las costillas que forman la caja torácica. Por debajo y a los laterales del pecho.

Lo que ocurre durante la neuralgia intercostal en el embarazo es que el nervio intercostal que recorre toda la zona desde la médula espinal (así como los nervios torácicos) se inflama provocando una serie de síntomas que, en ocasiones, se vuelven muy severos:

  • Calambres y dolores al respirar, realizar algún movimiento torácico o con los brazos e incluso al reír o toser.
  • Molestias desde el cuello y los hombres hasta la espalda y el esternón.
  • Presión en el pecho estando en reposo.
  • Hormigueo en la región del tórax.

Pero déjame decirte que lo frecuente es que tan solo sientas incomodidad en los costados y una congestión en el diafragma de forma leve. Y esos dolores en las costillas cuando estas embarazada se pueden minimizar e incluso eliminar.

esterilla estiramientos embarazada
Los dolores costales durante el embarazo podrían deberse a diferentes causas.

Otros indicios más allá del dolor en las costillas durante el embarazo pueden ser una ligera molestia de estómago o que te sientas más fatigada y cansada. Aunque bueno, ¡estás embarazada! Así que esto es bastante normal en tu estado; sobre todo en el último trimestre.

Somos muchas las que durante el embarazo tenemos que lidiar, no solo con el peso del bebé sino también con algunos de estos síntomas. Y a nivel emocional, puede ser muy agotador.

Por eso, desde BHealthy creemos que lo primero de todo es que entiendas por qué tienes ese dolor en las costillas durante el embarazo; para que así encuentres cuál es lo que te lo ocasiona en tu caso y le puedas poner solución o, al menos, intentar disminuir esa presión costal en el embarazo.

¿Por qué me duelen las costillas en el embarazo?

Alrededor del segundo trimestre del embarazo, es posible que comiences a sentir ese dolor en las costillas. Piensa que tanto tu útero como el bebé han aumentado de tamaño y esto ocasiona el movimiento de los órganos internos, el desplazamiento hacia arriba del diafragma y, en consecuencia, una mayor presión hacia la zona intercostal.

Además de ello, puede que tengas dolor en las costillas durante el embarazo por las siguientes razones:

  • Mala postura tanto al estar sentada como al permanecer tumbada.
  • Aumento del pecho.
  • Demasiadas horas seguidas en la silla.
  • Respiraciones aceleradas.
  • Falta de ejercicio.
  • Retención de líquidos a causa de los cambios hormonales.
  • Y algo que quizá pueda ocurrir y para lo que solo puedes poner paciencia, es la postura de tu bebé. ¡Si, si! Puedes ser que el pequeñajo o la pequeñaja, en la recta final, al colocarse en posición cefálica (con la cabeza hacia abajo y los pies hacia arriba) puede que ejerza esa presión intercostal durante el embarazo.
  • Aunque en este último caso, faltará poco para ver su carita y que todo el dolor en las costillas que has experimentado se disipe por completo.

Cómo aliviar el dolor en las costillas durante el embarazo

– Llevando una alimentación antiinflamatoria, rica en verduras, frutas, carne y pescado de calidad y grasas buenas, que prevenga la retención de líquidos.

Créeme cuando te digo que un cambio en la alimentación basado en la reducción/eliminación de azúcares simples y ultraprocesados, no solo te servirá para aliviar los dolores costales durante el embarazo, sino que los beneficios van mucho más lejos.

alimentación equilibrada embarazo
Una alimentación equilibrada durante el embarazo es clave.

– Haciendo ejercicios para calmar los síntomas de la neuralgia intercostal a partir del segundo trimestre de embarazo, como respiraciones abdominales y costales, ejercicios posturales y de liberación del diafragma.

– Y, de forma complementaria, visita a la osteópata y/o fisioterapeuta, para aplicar otras técnicas que ayuden a equilibrar las tensiones de todo el complejo abdominopélvico.

Ejercicios para aliviar el dolor en las costillas durante el embarazo

En este punto nos vamos a centrar en explicarte un poquito más aquellas estrategias o ejercicios que pueden permitirte aliviar el dolor en las costillas durante el embarazo desde casa.

Corrección de la postura

La higiene postural es súper importante para evitar al máximo el dolor de costillas durante el embarazo, así como las molestias en espalda y lumbares. Pero, si te fijas, ni si quiera cuando no llevamos un bebé dentro nos cuesta muchísimo mantener una buena postura.

Además, si le sumas eso de llevar un bebé dentro: ¡Apaga y vámonos! Porque entre que la barriga tira hacia delante, el cuerpo realiza contrapeso hacia atrás y los pies se abren, la postura correcta desaparece por completo.

Para corregir esto, hay numerosos ejercicios que puedes implementar en casa. Pero yo te explicaré uno de mis favoritos:

Tan solo has de colocarte frente a un espejo de lado, de forma que puedas ver los cambios en tu disposición. De ahí, y con los pies bien pegaditos al suelo, vas a inclinarte un pelín hacia delante, hasta que sea la parte delantera de tus pies y los dedos los que soportan el peso de tu cuerpo. ¡No te pases que te caes!

Con la espalda recta y los hombros hacia abajo, estira los brazos hacia el techo todo lo que puedas al mismo tiempo que imaginas como tu abdomen cierra una cremallera.

Repite varias veces al día controlando la respiración.

Respiraciones abdominales y diafragmáticas conscientes

Hablando de respirar… Es algo que nos tomamos todos muy a la ligera, como si no tuviera importancia. Pero la tiene ¡y mucho! En especial cuando hay dolor en las costillas durante el embarazo.

respiración diafragma embarazo
Respira conscientemente.

Para eliminar presión a nuestra caja torácica y aliviar el dolor costal, vamos a practicar las respiraciones abdominales:

  1. Siéntate cómodamente en una silla con la espalda recta y apoyada en el respaldo. ¡Baja los hombros que te veo!
  2. Apoya la mano izquierda en el pecho y la derecha en el abdomen.
  3. Inhala lenta y profundamente por la nariz contando hasta tres y manteniendo el pecho quieto: El movimiento solo debe estar en la barriga.
  4. Haz una pausa cortita, de apenas un segundo.
  5. Exhala de la misma forma y con los mismos tiempos que al inhalar mientras tu abdomen ‘’recupera’’ su posición.
  6. Haz 10 respiraciones con esta dinámica.
  7. Y ahora dice más intentando llevar el aire a la mano izquierda.

Si ya estás cerca del tercer trimestre, quizá no notes demasiado cambio entre la inhalación y la exhalación a nivel abdominal, como es normal, pero lo estarás haciendo de forma correcta si tu mano izquierda no se mueve en el primer caso y en el segundo se mueve un poco más.😉

Ejercicios de movilidad consciente

Los ejercicios de movilidad también son ideales para disminuir el dolor en las costillas durante el embarazo.

Por ejemplo, de pie o sentada, separa las piernas e inclina tu cuerpo hacia el lateral contrario a donde sientes la presión intercostal y alarga el brazo reposándolo en tu cabeza.

estiramiento lateral embarazo
Los estiramientos laterales son una gran herramienta para aliviar el dolor intercostal en el embarazo.

Si a eso le sumas una pelota de pilates, además practicarás el equilibrio y, de paso, quizá te vengas arriba y acabes realizando ejercicios de pilates con pelota para embarazadas.

Otros consejos para aliviar los dolores de la neuritis intercostal en el embarazo.

Aparte de lo anterior, me gustaría dejarte unos tips que estoy segura de que te ayudarán a sobrellevar el dolor en las costillas en el durante el embarazo:

  • Aplica calor en la zona con un saco térmico.
  • Evitar sujetadores que opriman el pecho, sobre todo aquellos con aros.
  • Utiliza ropa cómoda y que no apriete.
  • Si la barriga te lo permite, duerme de lateral con una almohada entre las rodillas para mejorar la postura y evitar dolores lumbares.
  • Fortalece el suelo pélvico. Te dejo enlazado un artículo sobre ejercicios Kegel para embarazadas que puede irte de perlas.
  • Intenta gestionar el estrés; lo que se traducirá en una menor inflamación a nivel general y un mayor bienestar.
  • Y si te has quedado con ganas de más o crees que necesitas ayuda para reducir el dolor en las costillas durante el embarazo, no dudes en echar un vistazo a nuestro programa online para embarazadas.

En él encontrarás:

Un cuestionario inicial para conocerte, comprender tus necesidades, que nos cuentes tus objetivos y determinar los mejores ejercicios para ti.

4 entrenamientos a la semana, en formato video a través de la plataforma online de BHealthy, para que elijas el mejor momento para ti.

Las sesiones de entrenamiento no te llevarán más de 25/35 minutos y los podrás repetir cuando quieras.

Whatsapp coach con respuesta antes de 48 horas para que te sientas totalmente acompañada.

Ahora sí, puedes dejar cualquier duda en la cajita de aquí abajo 👇 Y seguirnos en Instagram y por nuestro canal de Youtube donde compartimos otros muchos ejercicios para embarazadas y postparto que pueden servirte de ayuda.

Un abrazo y ¡BHealthy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.