Ayuno intermitente embarazo y posparto

NÉSTOR SÁNCHEZ: “el ayuno intermitente busca recuperar los mecanismos de autorregulación corporal”

¿Has oído hablar del ayuno intermitente? ¿Y de la dieta Keto? ¿Estás embarazada o en el posparto, y quieres cambiar tus hábitos alimentarios? Hablamos de ello en esta entrevista con Néstor Sánchez, Experto en psiconeuroinmunología clínica, Fundador de Regenera y de Mammoth Hunters, autor del Libro el Ayuno intermitente.

1.- Empezamos contextualizando un poco… ¿Qué es el Ayuno Intermitente?

El ayuno intermitente es una etiqueta, una invención, un nombre a una intervención, que se resume en espaciar un poco más las comidas

Lo que busca el ayuno intermitente es recuperar los mecanismos de autorregulación corporal, que son el hambre y la saciedad. En definitiva, quiere simular lo que el ser humano ha hecho en la mayor parte de su historia; comer cuando tenía hambre y comer hasta saciarse. 

Por norma general, tenemos miedo al hambre, pero lo cierto es que el hambre agudiza el ingenio y hace que el cerebro fabrique dopamina.

Hoy en día, vivimos en un entorno poco favorecedor por la disponibilidad constante de comida a nuestro alrededor. Por eso, ahora está tan de moda y se ha evidenciado tanto el ayuno intermitente, aunque la realidad es que estamos haciendo lo que nuestro cuerpo siempre ha esperado de nosotros.

2.- ¿No debemos comer cinco veces al día?

Nos han educado en que cada tres horas debemos comer, cuando en realidad, tenemos grasa en nuestro cuerpo para sobrevivir tres meses sin hacerlo. 

La industria alimentaria nos presenta productos alimentarios que confunden a nuestro cerebro para que los podamos consumir a todas horas, aunque no tengamos hambre. En realidad, la industria lo que quiere es que comamos más, no que estemos más sanos.

Es importante saber que, si yo empiezo a relacionarme con la comida comiendo cada dos o tres horas y entrando en contacto con productos procesados, el cuerpo pierde la necesidad de movilizar reservas y, cuando lo intenta, entra en estado de alarma. 

Tenemos grasa en nuestro cuerpo para sobrevivir tres meses sin comer.

Néstor Sánchez, nutricionista clínico

3.- Entonces… ¿Cómo podemos iniciarnos en el ayuno intermitente?

No debemos empezar de golpe y sin generar cambios. Si no entiendo por qué hago el ayuno y no estoy concienciado de ello, mi cuerpo tampoco lo entenderá. 

Para empezar con el ayuno intermitente es importante comer alimentos y no productos procesados. Además, debemos comer cuando tengamos hambre y debemos hacerlo hasta saciarnos. 

Cuando ya tenemos esta rutina, las comidas se irán espaciando solas, poco a poco y sin sufrimiento.

Es importante recordar que no es algo que vamos a incorporar, sino que es algo que vamos a recuperar. Nosotros ya nacemos con la habilidad de espaciar la comida.

4.- ¿Qué diferencia hay entre alimentos y productos procesados?

Los alimentos son aquellos que vienen de la naturaleza y los productos procesados son aquellos que llevan, al menos, cinco ingredientes. Ahí es donde se manipula para confundir a nuestro cerebro para que consumamos más de lo que necesitamos. Además, los productos procesados suelen tener una densidad nutricional muy baja, por lo que nos aportan una gran cantidad de calorías vacías.

5.- Últimamente oímos hablar también de la dieta Keto. ¿Qué es?

La dieta cetogénica es otra estrategia que busca ciertos efectos que se obtienen con ayunos más prolongados, como la producción de cuerpos cetónicos. Busca la transformación de la grasa para que sistemas más importantes como el cerebro o el corazón, la utilicen para producir energía.

6.- ¿Puedo hacer ayuno intermitente durante el embarazo? 

El ayuno intermitente es una herramienta que debemos utilizar a nuestro favor. Ganar flexibilidad metabólica antes de quedarte embarazada sería la clave.

Durante el embarazo, más que nunca, es importante comer alimentos. Olvídate de las horas, come cuando tengas hambre y come hasta saciarte

Es verdad que las demandas calóricas son mayores. Si con dos comidas no tienes suficiente, come tres veces, pero come alimentos.

Lo bueno de los alimentos es que son de una densidad baja de carbohidratos, por lo que va a generar poco pico glucémico y lo podremos gestionar sin problemas. 

Casi más indispensable que la comida, es que no olvidemos el movimiento durante el embarazo. La activación muscular va a conseguir que regules la glucemia sin problemas. Todos los problemas metabólicos relacionados con la glucemia, empiezan en el músculo. 

Todos los problemas metabólicos relacionados con la glucemia, empiezan en el músculo. 

Néstor Sánchez, nutricionista clínico

7.- ¿Cómo podemos hacer frente a la ansiedad de ganas de dulce que tenemos durante el posparto?

Esta pregunta tiene relación con el aprendizaje que hemos hecho en la sociedad de llenar los vacíos con comida

Comer azúcar y comer productos procesados produce una sensación momentánea que se parece mucho a la que tienes cuando solucionas un problema.

Lo ideal sería que llegásemos a ese momento ya habiendo ganado esta capacidad de identificar qué es hambre real y qué es hambre hedónica. 

Y, como los productos procesados confunden mi cerebro, no pueden estar en casa. Es posible que tengas la fuerza de voluntad para no comerte las galletas de chocolate, aunque estén en casa, pero si hay un momento dado que estás baja de ánimos, cansada…etc, tu cerebro sabe que están ahí. 

8.- ¿Puedo seguir la dieta Keto estando embarazada?

No hay ninguna contraindicación escrita. El estado de cetosis es uno de los indicadores metabólicos naturales. Puede acontecer y estamos preparados para llevarlo a cabo. 

De todas maneras, si la intención es utilizar la dieta Keto como estrategia para no ganar demasiado peso durante el embarazo, no creo que sea la manera óptima ni tampoco el momento.

9.- ¿Y si lo traspasamos en el posparto, con lactancia materna exclusiva?

Los periodos de Keto durante la lactancia incluso nos pueden venir bien, pero como norma general, mejor esperar un poco. 

Mi consejo es que no pongas una exigencia extra cuando ya tienes que adaptarte en una situación muy nueva. 

En un momento de cambio vital tan grande y con tanta conexión, donde se establece un vínculo único, empezar a preocuparse por el mundo exterior y por el “cómo te verán”, no creo que tenga mucho sentido. 

Si te han parecido interesantes los temas que hemos tratado en esta entrevista, no dudes en compartirla 😊. Si quieres verla toda entera en formato vídeo o audio, aquí te dejamos el enlace.

Puedes leer más artículos de BHealthy aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *